5 trucos para ahorrar de verdad con un coche gasolina

El momento actual que, lamentablemente, nos ha tocado vivir nos lleva a buscar nuevas soluciones que permitan ahorrar en todos aquellos gastos diarios. Esto incluye también al coche, especialmente con los precios de los combustibles en máximos históricos. Por ese motivo, hoy te traemos 5 trucos para ahorrar de verdad con un coche de gasolina.

La lista incluye cinco recomendaciones que te permitirán reducir el consumo de gasolina y, por supuesto, el sobrecoste que supone llenar el depósito mes tras mes. Estos trucos te permitirán aumentar la autonomía por depósito y, por supuesto, prolongar los intervalos de repostaje. Más kilómetros por el mismo precio, esa es la clave para ahorrar de verdad con un coche gasolina.

Cuidado con las gasolineras low-cost

El primero de estos trucos tiene que ver con las gasolineras low-cost. Sus precios son más atractivos que los de estaciones de servicio de marcas mucho más conocidas, pero esto se justifica de dos formas diferentes: en muchos casos por la ausencia de personal (no hay que pagar sueldos) y, en otros, por prescindir de algunos aditivos en el carburante que sí ofrecen otras gasolineras.

Este último punto también puede significar que el ahorro al llenar el depósito se vea reflejado en que la gasolina es menos eficiente en la combustión, aumentando el consumo y reduciendo la autonomía, lo que provocará que tengas que pasar más a menudo por el surtidor.

El mantenimiento siempre al día

Otro de los trucos está relacionado con el mantenimiento de tu vehículo. De nada sirve intentar ahorrar combustible si tu coche necesita filtros nuevos y un cambio de aceite. Estos componentes en mal estado pueden aumentar el consumo, por lo que no verás resultados y, además, comprometerás la fiabilidad del vehículo.

Recuerda cumplir con los intervalos de mantenimiento establecidos por el fabricante. De este modo, no solo ahorrarás en combustible, sino que podrás evitar una posible avería con su correspondiente factura de reparación.

Anticípate a cualquier imprevisto en la carretera

Una vez te pongas al volante, un truco para ahorrar de verdad con un coche gasolina (también aplicable diésel, híbridos o eléctricos) es anticiparte a cualquier imprevisto de la carretera. Los expertos aseguran que frenar aumenta el consumo y, aunque parezca un sinsentido, en realidad se refiere a que si tienes que frenar es que no has soltado el pedal del acelerador con suficiente antelación.

Por ejemplo, guarda una mayor distancia con los vehículos que te preceden. Si conoces la carretera, levanta el pie del acelerador con tiempo cuando te aproximes a una rotonda o una intersección, ya que la propia inercia mantendrá el coche en movimiento. Siempre que levantes el pie del acelerador, el consumo será igual a cero, y será ahí cuando realmente estés ahorrando.

Mejor con las ventanillas subidas

La aerodinámica de un vehículo juega un papel fundamental en el consumo de combustible. Por ese motivo, los ingenieros trabajan para ofrecer superficies aerodinámicas en los coches y, si circulas con las ventanillas bajadas o viajas con un cofre de techo o una baca, estarás alterando el flujo de aire, creando resistencia aerodinámica y, por consiguiente, aumentando el gasto de gasolina.

Siempre que sea posible, circula con las ventanillas subidas y utiliza el climatizador de tu coche para regular la temperatura. Lo mismo se aplica a cofres y bacas de techo. Si no vas a transportar nada, déjalo en casa. Tampoco circules con el maletero cargado si no es necesario, ya que el peso extra dispara el consumo.

Presta atención a los neumáticos

Por último, presta atención a los neumáticos. Pueden parecer los grandes olvidados en eso de ser eficiente al volante, pero en realidad son casi tan importantes o más como la parte aerodinámica.

No solo debes asegurarte de que están en buen estado y por encima del límite mínimo de 1,6 mm de profundidad en la banda de rodadura que determina su desgaste, sino que también debes revisar periódicamente las presiones para circular siempre con la adecuada.

Si es más baja, aumenta la superficie de contacto del neumático con la carretera, incrementa la resistencia al avance y, por consiguiente, necesitarás más gasolina para acelerar o mantener una velocidad constante.

Fuente: Autobild

© Todos los derechos reservados.
Design by IndianWebs.
0
    0
    Tu Carrito
    Tu carrito esta vacíoRegresar a la tienda